El Estrés en el contexto laboral

Ene
8
2015

Es estrés es una condición dinámica en la que un individuo se ve confrontado con una oportunidad, demanda o recursos relacionado con lo que el individuo desea y cuyo resultado se percibe como incierto e importante. Esta es una definición complicada, por lo que analizaremos sus componentes con más detalle.

 

 

El estrés no necesariamente es algo malo en sí mismo, aunque es común que se analice el estrés en un contexto negativo, también tiene un valor positivo. Cuando ofrece el potencial para obtener unan ganancia es una oportunidad. Es frecuente que se utilice el estrés positivamente para aprovechar la ocasión y dar el máximo o casi. De manera similar, muchos profesionales ven a las presiones y a las cargas de trabajo muy pesadas y plazos de entrega apretados como desafíos positivos que mejoran la calidad de su trabajo así como la satisfacción que obtienen por hacerlo.

 

 

En pocas palabras, el estrés de cierta clase es benéfico, y el de otra no. Recientemente, los investigadores afirmaron que los estresores de desafío - aquellos asociados con la carga de trabajo, presión para terminar las tareas y la urgencia del tiempo - operan de modo muy distinto de los estresores de estorbo - los que lo mantienen alejado de sus metas (malas evaluaciones, política en la oficina, confusión en las responsabilidades en el trabajo, etc). Aunque a penas inician las investigaciones sobre los estresores de desafío y de estorbo, las primeras evidencias sugieren que los estresores de desafío son menos dañinos (producen menos tensión) que los de estorbo.

 

 

Es común que el estrés se asocie con las demandas y recursos. Las demandas son las responsabilidades, presiones e incluso incertidumbres que los individuos enfrentan en el lugar de trabajo. Los recursos son todo aquello sobre lo que el individuo tiene control y que utiliza para resolver las demandas.

 

 

Las investigaciones sugieren que los recursos adecuados ayudan a reducir la naturaleza estresante de las demandas cuando éstas coinciden con los recursos. Por ejemplo, si las demandas emocionales le generan tensión, entonces el tener recursos emocionales en forma de apoyo social tiene importancia especial. A la inversa, si las demandas son cognitivas – digamos, sobrecarga de información - , entonces los recursos del trabajo en forma de apoyo de computo o información son más importantes. Así cuando hay demandas y recursos potenciales para aplicar el estrés, el tener aquellos en medida suficiente para enfrentar el estrés es muy importante conforme aumentan las demandas.