¿Qué es la percepción?

Dic
15
2014

La percepción es el proceso por el que los individuos organizan e interpretan las impresiones de sus sentidos con objeto de asignar significado a su entorno. Sin embargo, lo que uno percibe llega a ser muy diferente de la realidad objetiva.

 

Factores que influyen en la percepción

¿Cómo se explica que los individuos vean lo mismo pero lo perciban de forma diferente? Algunos factores operan para conformar y en ocasiones distorsionar la percepción. Estos radican en el receptor, en el objeto percibido, y en el contexto de la situación en la que tiene lugar la percepción.

Cuando alguien observa un objeto y trata de interpretar lo que ve, su percepción estará influenciada por las características personal del receptor, entre las que afectan la percepción se encuentran las actitudes del individuo, personalidad, motivos, intereses, experiencias del pasado y expectativas.

Las características del objeto que se observa afectan lo que se percibe. Es más probable que en un grupo se diferencie más la gente ruidosa que la tranquila, o también los individuos con mucho atractivo o carentes por completo de éste. Como los objetos no se observan de forma aislada, la relación de un objeto con su entorno influye en la percepción, así como la tendencia a agrupar los objetos cercanos y similares. También es importante el contexto en el que se observan los objetos o eventos. El momento en que se miran influye en la atención, así como la ubicación, iluminación, calor o cualquier tipo de factor situacional.

 

Percepción de las personas: Hacer juicios acerca de los demás: Teoría de la atribución

Los objetos sin vida, como escritorio, máquinas y edificios, están sujetos a las leyes de la naturaleza, pero no tienen creencias, motivos o intenciones, a diferencia de la gente. Es por esto que cuando observamos a los individuos tratamos de elaborar explicaciones o hallar el motivo de su comportamiento. Por tanto, la percepción y los juicios que nos formemos acerca de las acciones de alguien estarán muy influenciados por las suposiciones que hagamos sobre el estado interno de la persona.

La teoría de atribución se propuso para desarrollar explicaciones acerca de la forma diferente en la que juzgamos a las personas, en función del significado que atribuyamos a un comportamiento dado. En esencia, la teoría sugiere que al observar el comportamiento de un individuo tratamos de determinar si lo ocasiona algo interno o externo. Sin embargo, dicha determinación depende mucho de tres factores: Lo distintivo, el consenso y la consistencia. En primer lugar aclararemos las diferencias entre las causas internas y externas, para después analizar los tres factores determinantes.

Los comportamientos causados internamente son aquellos que se cree están bajo el control de individuo. El comportamiento ocasionado externamente es lo que imaginamos sobre la situación que obligo a la personas a comportarse de cierto modo.

Lo distintivo se refiere a si un individuo tiene comportamientos diferentes en situaciones distintas.

Si todo aquel que enfrenta una situación similar responde de la misma manera, se dice que el comportamiento muestra consenso.

Por ultimo un observador busca consistencia en las acciones de una persona. Entre más consistente es el comportamiento, más inclinado está el observador a atribuirlo a causas internas.